Anabolizantes y medicamentos contra la alopecia, dañinos para el semen

0
166
 

Si eres, fumador, consumes alcohol y tu entorno laboral te obliga a convivir con productos químicos industriales y combustibles, tu fertilidad está en riesgo. Estás rodeado de los disruptores endocrinos que más pueden perjudicar a tu capacidad reproductiva. Estas sustancias, habitualmente fabricadas por el hombre, son contaminantes ambientales que una vez dentro del organismo modifican el equilibrio hormonal.

Según César Lizán, Director Médico de Clínicas Eva , del hábito nocivo de fumar es del que se tiene mayor evidencia científica de su perjudicial influencia sobre la fertilidad. En el caso de los varones fumadores de más de diez cigarros al día, se ha constatado la disminución de la movilidad espermática. Es decir, sus espermatozoides tardan más en llegar al útero para fecundar al óvulo, con lo que consecuentemente, disminuyen las posibilidades de embarazo. En la mujer, la nicotina reduce la vascularización uterina y ovárica, lo que influye de manera negativa en la calidad de los óvulos y dificulta la implantación embrionaria.

Al humo del tabaco se ha sumado como elemento de riesgo el de la contaminación de las ciudades, sobre todo en las grandes urbes. El doctor Lizán acude también aquí a varios estudios en los que se aprecia una disminución de la calidad del semen masculino en los habitantes varones de estos núcleos urbanos. Advierte el experto, que las mujeres no quedan exentas del peligro de infertilidad, puesto que los datos de estas investigaciones son extrapolables a su género.

El alcohol es otro disruptor endocrino que afecta a ambos, hombre y mujer, pero que en el caso de ellas supone, además, riesgo de aborto y fallos en las tasas de implantación de embriones en caso de reproducción asistida.

La moda de consumir anabolizantes, asociada a la musculación excesiva, puede dar serios disgustos de salud. La testosterona afecta a la secreción de las gonadotrofinas, inhibe la producción de testosterona, la formación de espermatozoides y puede producir incluso, atrofia testicular.

También es dañino en términos reproductivos el finasteride, muy popular para el tratamiento de la alopecia masculina. Puede ser motivo en algunos pacientes de disfunción eréctil, disminución de la líbido y disminución del volumen eyaculatorio.

Como medicamentos de consumo habitual, el doctor recomienda ser prudentes, sobre todo en caso de tener dificultades para concebir, con los antiinflamatorios no estoroides, la metoclopramida ( Primperan) y los antibióticos de la familia de las tetraciclinas, la eritromicina y la gentamicina.

Los fármacos más peligrosos, altamente perjudiciales para el potencial reproductivo, son los quimioterápicos. Tanto es así que si a causa de un diagnóstico de cáncer tanto hombres como mujeres tienen que someterse a radio o quimioterapia se les recomienda congelar su material genético ( los óvulos ellas, el esperma ellos) con el fin de poder utilizarlo en un tratamiento de reproducción asistida en el futuro.

En el entorno laboral, cuidado con el bisfenol A presente en muchos plásticos; ojo a pesticidas, plomo, mercurio y otros químicos industriales. Radiaciones, temperaturas extremas y vibraciones excesivas pueden, por último, perjudicar la calidad del semen masculino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here