El proceso de inseminación artificial

0
2123
 

El otro día comentábamos en qué consistía la inseminación artificial, un tratamiento alternativo de reproducción asistida, que consiste en introducir semen en la vagina o en el interior del útero en el momento de la ovulación para ayudar al encuentro entre el óvulo de la mujer y los espermatozoides de un donante anónimo. Però, ¿es realmente sencillo un tratamiento de inseminación artificial?

¿Cuáles son los pasos de la Inseminación Artificial?

A la hora de someterse a un tratamiento de este tipo, además de ponerte en manos de los especialistas, hay que seguir una serie de pasos.

  1. Primer paso: El primer paso es una visita médica en la que el especialista en Reproducción Asistida, además de realizar una exploración muy completa a la paciente, mediante la extracción de sangre, también podrá solicitar diferentes pruebas para evaluar el estado de salud reproductiva de la pareja. Estas pruebas pueden ser desde una simple ecografía, hasta una histerosalpingografia, para comprobar el estado de las trompas de Falopio, analíticas a ambos miembros de la pareja, un seminograma, etc. Con ello se pretende constatar la idoneidad o no de la utilización de esta técnica.
  2. Segundo paso: El siguiente paso ya es la estimulación ovárica. Dependiendo de la edad de la paciente, el estado de los ovarios o de si la respuesta en ciclos anteriores ha sido positiva o negativa, el ginecólogo establecerá una pauta de medicación hormonal de administración a la mujer de hormonas como la FSH (hormona folículo estimulante). Este ciclo se controla mediante un seguimiento ecográfico del desarrollo folicular en los ovarios, hasta comprobar que la maduración y el número y tamaño de los folículos es el adecuado para realizar la inseminación artificial.
    La administración de las hormonas suele comenzar entre el segundo y el tercer día después de la menstruación y se suele mantener entre 8 y 14 días durante los cuales la paciente debe inyectarse la medicación generalmente por vía subcutánea.
    Es importante que durante este ciclo la paciente esté controlada por el ginecólogo para evitar posibles casos de hiperestimulación y para minimizar el riesgo de embarazo múltiple. Estos controles se hacen a través de analíticas de sangre y de controles ecográficos.
  3. Tercer paso: Una vez los óvulos ya están en su punto óptimo de madurez, el siguiente paso consiste en la liberación del óvulo. Para ello se administra otra hormona que imita la LH (hormona luteoestimulante) y se provoca la liberación del óvulo provocando la ovulación entre las 36 y las 40 horas siguientes, momento en el que habrá de tener lugar la inseminación.
    Esto sucede generalmente entre los 10-12 días desde el momento que se inicia el proceso de estimulación ovárica.
  4. Cuarto paso: Dos o tres días después de la liberación del óvulo el ginecólogo analiza que los óvulos esten en su tamaño, calidad y estabilidad óptima. En caso de que todo se encuentre en orden la inseminación artificial puede realizarse en esa misma visita.
    Y aquí es donde entra el donante, ya que aproximadamente dos horas antes de la inseminación ha de recogerse la muestra de semen. Lo más habitual es a través de la masturbación y en un bote de orina estéril y perfectamente identificado. Es recomendable que la muestra se recoja tras un período de abstinencia sexual de entre tres y cinco días y en condiciones óptimas de higiene
  5. Quinto paso: Llegamos a la inseminación. Es el momento esperado en el que los espermatozoides son depositados a través de una cánula en el interior del útero de la mujer.
    Se trata de una intervención muy sencilla que no requiere anestesia ni hospitalización y que aumenta de manera significativa la probabilidad de fecundación del óvulo.

Después de estos pasos, ya sólo queda esperar y, transcurridos 14 días deberá realizarse el test de embarazo en el que esperamos todo el equipo de QuieroSerMama poder darte la más sincera enhorabuena.

¿Qué posibles complicaciones puede tener la inseminación artificial?

En general, la inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que suele dar pocas complicaciones. Quizás la más frecuente pueda ser la hiperestimulación ovárica, cuando los ovarios producen demasiados folículos.

La otra complicación, y quizás la más temible, es el embarazo múltiple. Se suele evitar no realizando la inseminación artificial cuando el ginecólogo observa que varios folículos miden más de 14 milímetros.

 

Todos los artículos que aquí publicamos son meramente informativos. NO tenemos facultad para prescribir, diagonosticar ni recetar ningún tratamiento médico. Si tienes alguna duda sobre tus problemas de salud, ponte en manos de los expertos facultativos médicos.

Quiero Ser Mamá Foros El proceso de inseminación artificial

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Consulta hace 2 años, 10 meses.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.