Fecundación in vitro y Cáncer de mama

0
2809
 

Seguramente habrás escuchado alguna vez que los tratamientos de fecundación in vitro, pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama. Es cierto que el tratamiento requiere aumentar temporalmente los niveles de ciertas hormonas sexuales de cinco o 10 veces lo que se consideraría normal. Dos de las hormonas, el estrógeno y la progesterona, puede afectar el curso de ciertos tipos de cáncer de mama. Por suerte, se han realizado una serie de estudios que indican que, aquellas mujeres que se someten a este tipo de tratamiento, pueden estar tranquilas. Más de cinco millones de bebés han nacido en todo el mundo a través una FIV u otro tratamiento de reproducción asistida. Así que la duda e inquietud está más que justificada.

El estudio sobre FIV y Cáncer de Mama

Aunque en los últimos años se han llevado a cabo estudios, lo cierto es que los resultados nunca se dieron a conocer. La razón es que las mujeres que se sometieron en la década de los 80, aún no habían llegado a la menopausia en el momento de la investigación. Pero el estudio más completo hasta la fecha, publicada en Julio, ya asegura que el riesgo de padecer cáncer de mama entre las mujeres que se han sometido a una FIV, es nulo. Según el Dr. S. Saundra Buys, oncólogo del Instituto de Cáncer Huntsman de la Universidad de Utah, la conclusión principal es que no hay ninguna evidencia de un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama, al menos durante los siguientes veinte años. Los estudios que se han llevado a cabo, a lo largo de estos años, no han sido pocos. Los resultados, en cambio, sembraban dudas acerca de si podría ser una de las causas del cáncer de mama o no. En 2013, los investigadores publicaron un meta-análisis de ocho estudios más pequeños realizados a lo largo de las últimas décadas, que sugieren que una FIV no parece ser el causante de padecer cáncer de mama. La enorme estudio no sólo no encontró un aumento del riesgo entre las mujeres que se someten a una FIV, pero tampoco encontró mayor riesgo entre las mujeres que tenían varios tipos de tratamientos menos intensivos para mejorar la fertilidad. Así, los expertos temen que, precisamente la infertilidad en sí, no sólo su tratamiento, de alguna manera pueda estar relacionado con el cáncer de mama. El estudio, llevado a cabo sobre más de 25.000 mujeres holandesas, con una edad media de 32,8 cuando iniciaron el tratamiento en los años 1980-1995, fueron seguidos durante una mediana de 21 años. Los investigadores tomaron en cuenta una lista exhaustiva de factores asociados a un mayor riesgo de cáncer, incluyendo la edad de cada mujer en el momento de dar a luz a su primer hijo, su número total de nacimientos y el número de intentos de FIV. De todo el estudio, lo más sorprendente fue descubrir que el riesgo de cáncer de mama fue significativamente menor entre las mujeres que se sometieron a siete o más ciclos de FIV, en comparación con los que se sometieron a sólo uno o dos ciclos. El estudio también mostró que las mujeres que respondieron mal a la estimulación ovárica en la primera FIV, habían disminuido el riesgo de cáncer de mama. Así, se podría concluir que no existe un vínculo entre la FIV y el cáncer de mama. Y, aunque no es concluyente, los protocolos actuales para la FIV difieren ligeramente en los tipos de medicamentos que se administran y por cuánto tiempo, los investigadores han seleccionado 10.000 mujeres más que se sometieron a un tratamiento de reproducción asistida, para hacerles un seguimiento de su salud.

Quiero Ser Mamá Foros Fecundación in vitro y Cáncer de mama

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Consulta hace 3 años.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.