ICSI, ¿Cómo es el tratamiento?

0
348
 

La inyección espermática introcitoplásmica, más conocida como ICSI (Intra Cytoplasmic Sperm Injection), es una técnica de reproducción asistida que consiste en la introducción un espermatozoide directamente en el ovocito mediante el uso de una microaguja. La principal diferencia con la fecundación in vitro convencional con respecto al ICSI es que, mientras en el primer caso se incuban los espermatozoides con el óvulo para que se dé la fecundación, en el ICSI se fuerza la fecundación mediante la inyección espermática. Como todos los procesos de fertilidad, un tratamiento de ICSI requiere de unos pasos previos para ayudar a conseguir el logro.

Pasos para un proceso de ICSI

Para llevar a cabo un tratamiento de ICSI, estos son los pasos que hay que dar:

1. Estimulación ovárica

La estimulación ovárica en la FIV es un proceso que habitualmente dura entre 8-14 días y que consiste en la administración de unas inyecciones diarias de hormonas, llamadas gonadotropinas (la FSH y la HMG), para conseguir que los ovarios produzcan más ovocitos de los habituales, para poder llegar a obtener un mayor número de embriones. Las dosis de dichas hormonas se ajustan de forma personalizada según las condiciones de reserva ovárica de cada mujer. Durante el tratamiento, las clínicas de reproducción asistida, realizan ecografías de forma regular, suelen oscilar entorno las 3, dependiendo del crecimiento de los folículos, hasta verificar que el ovario está preparado para la recuperación de los ovocitos. En este seguimiento, también se analiza el estradiol en sangre para comprobar que el crecimiento y la evolución de los folículos es el adecuado.

2. Punción y laboratorio

Mediante las ecografías que se van realizando de forma periódica, se comprueban que los folículos hayan alcanzado el tamaño adecuado. Cuando el facultativo considera que ya hay disponibles un número adecuado de óvulos, óptimos en tamaño y calidad (obtenidos a través del análisis de estradiol), es cuando se programa la punción folicular. La punción se realiza transcurridas entorno las 36 horas después de la administración de la inyección de hormona hCG. Esta es la hormona que se suelen inyectar las pacientes y que induce la maduración ovocitaria de forma similar a como tiene lugar en el ciclo natural. Llegados el día de la punción, esta se realizará en quirófano y bajo sedación, para que la paciente no sienta ningún tipo de molestia durante el proceso. Este último paso es relativamente corto, de unos 15 minutos aproximadamente de duración. Paralelamente se pide la muestra de semen de su pareja o se recurre a semen de donante. La paciente es dada de alta 2 horas después de la recuperación ovocitaria y ya podrá hacer vida normal al mismo dia después de la punción.

3. Fecundación de óvulos (ICSI)

Una vez los biólogos disponen de los óvulos tras la punción folicular, y una vez seleccionados los espermatozoides de mejor movilidad y morfología, se procede a la microinyección de los óvulos. Durante el proceso en el que se realizará la ICSI, se coloca el espermatozoide seleccionado dentro de una minúscula pipeta y es inyectado directamente dentro del óvulo. El objetivo es facilitar al máximo la fecundación del óvulo. Una vez fecundados, los embriones obtenidos estarán en el laboratorio, bajo estricta supervisión, durante 3 a 5 días, para su desarrollo, antes de ser transferido nuevamente al útero materno. Durante estos días, los óvulos son observados y clasificados según su morfología y capacidad de división. Si aguno de los embriones llega a detener su desarrollo son automáticamente descartados al ser considerados como no viables. Al final de este periodo, se obtienen embriones de buena calidad, otros que detienen su desarrollo y otros que llegarán al final pero con mala calidad.

4. Transferencia embrionaria o transfer

De 2 a 5 días después del día de la recuperación de ovocitos, se programará la transferencia de embriones. El transfer, como también se conoce al proceso, consiste en la introducción de los mejores embriones dentro del útero materno con la ayuda de una cánula diseñada especialmente para ello. El procedimiento se lleva a cabo en el quirófano, sin sedación ya que el proceso es rápido e indoloro, muy similar a un control ginecológico de rutina.

5. Vitrificación de embriones restantes

Una vez ya se ha realizado la punción, y ya se ha realizado la transferencia, los embriones restantes se vitrificarán y se mantendrán almacenados en el laboratorio hasta que se decida vover a utilizarlos para un próximo intento, si ha fallado el primero, o para un próximo embarazo. También se mantendrán congelados hasta que la madre decida qué hacer con ellos.

6. La prueba de embarazo

Cuando ya se han realizado todos estos pasos, la madre deberá someterse a una prueba de embarazo para comprobar que todo ha salido bien. Esta prueba se realiza entre los días 9 y 12 después de la transfer. Se realiza en sangre y el resultado se comunica a los pacientes ese mismo día. Si el resultado es positivo, se ha conseguido el embarazo, la paciente será citada 2 semanas después para realizar una ecografía que confirme la evolución del embarazo inicial.   El proceso de ICSI tiene una duración similar a la de un ciclo ovárico, es decir entre 4 y 5 semanas. La media en días de estimulación ovárica (nº de días de administración de hormonas) es de 10. Durante ese periodo la paciente acude a una total de 5-6 visitas: 3 ecografías, recogida de ovocitos, transferencia y test de embarazo en sangre. Sólo se recomienda reposo el día de la recogida de ovocitos. Para el resto del proceso es compatible con la rutina diaria de los pacientes.

Quiero Ser Mamá Foros ICSI, ¿Cómo es el tratamiento?

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Consulta hace 5 meses.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.