Inseminación artificial, ¿en qué consiste?

0
848

La inseminación artificial es un tratamiento de reproducción asistida, que consiste en introducir semen en la vagina o en el interior del útero en el momento de la ovulación para ayudar al encuentro entre el óvulo de la mujer y los espermatozoides. En este caso, una inseminación artificial puede ser un tratamiento tanto para parejas que están buscando un hijo, como madres solteras que quieren hacer realidad su sueño.

Aunque puede parecer un proceso muy complejo, los pasos para una Inseminación Artificial son relativamente sencillos. Siempre recomendamos que se haga en centros de reproducción asistida especializada y nunca en casa.

¿Cuándo se recomienda la inseminación artificial?

Se recomienda un proceso de inseminación artificial cuando los espermatozoides tienen dificultades para atravesar el cuello uterino. Esto se puede deber a dos motivos:

  • alteraciones en la calidad del semen o del moco cervical,
  • incompatibilidad entre este último y las gametas masculinas.

También se recomienda empezar un tratamiento de inseminación artificial cuando hay anovulación, factor tubario corregido, alteraciones ovulatorias, endometriosis leve, esterilidad sin causa aparente, alergia al esperma y baja cantidad o motilidad de los espermatozoides, cuando los espermatozoides no puedan recorrer la distancia hasta la trompa de Falopio, donde espera el óvulo.

¿Es efectiva una inseminación artificial?

Por desgracia someterse a un proceso de inseminación artificial no es garantía de quedarse embarazada. Para que la inseminación artificial tenga éxito, se deben cumplir dos condiciones:

• Al menos una de las trompas de Falopio debe ser permeable. Para comprobarlo, se debe realizar una histerosalpingografía, que consiste en una radiografía del cuello del útero, de la cavidad uterina y de las trompas de Falopio.
• El semen del donante debe cumplir unos parámetros seminales mínimos. Se considera que la concentración de espermatozoides móviles tras su preparación en el laboratorio debe ser superior a los 3 millones, aunque hay doctores que recomiendan que sea de 5 millones.

Recuerda que los artículos que aquí publicamos son meramente informativos. NO tenemos facultad para prescribir, diagonosticar ni recetar ningún tratamiento médico. Si tienes alguna duda sobre tus problemas de salud, ponte en manos de los expertos facultativos médicos.

No hay comentarios

Dejar respuesta