La infertilidad, ¿se puede prevenir?

0
1289
 

Aunque hay quien la denomina la epidemia del siglo XXI y a pesar de que las estadísticas no parecen favorables, para muchas parejas que desean tener hijos, la infertilidad se puede prevenir. A pesa de que puede asociarse en ciertos casos a factores genéticos de carácter hereditario, ante los que poco podemos hacer cuando se trata de traer un niño al mundo de forma natural, la mayoría de causas se deben a enfermedades adquiridas y estilos de vida, que detectados a tiempo, pueden prevenir esta enfermedad, que llega ser un gran motivo de angustia existencial para quien la padece.

Estudio Básico de Fertilidad

El Estudio Básico de Fertilidad, se consigue mediante una ecografía transvaginal en la que se mide la reserva ovárica de la mujer, es decir, la cantidad de óvulos que le quedan. Este recuento de folículos antrales permite conocer las probabilidades de que una mujer se quede embarazada. Esta pequeña revisión, realizada a tiempo, cuando la mujer se encuentra en plena edad fértil, evitaría muchos diagnósticos de infertilidad, tardíos y desoladores para los pacientes. Unas pruebas que, en muchos casos, ya se incluyen dentro de las revisiones ginecológicas habituales:

  • Ayuda a excluir patologías (cáncer, quistes, miomas, pólipos, etc…)
  • Permite valorar el recuento folicular de la paciente.
  • La analítica de sangre ayuda a descartar anemia, o falta de vitaminas o el nivel de colesterol.

Mediante el estudio básico de fertilidad se puede conocer el estado actual de la fertilidad de una mujer, pero también en que momento esa fertilidad puede comenzar a decrecer. Se evalúan los folículos antrales (las bolsitas que llevan dentro los ovocitos), el número de óvulos. Hablamos de la llamada reserva ovárica, pero también de su calidad. Para conocer en qué estado se encuentra cada mujer, se cruzan datos ecográficos y hormonales, haciendo un recuento de los folículos antrales en la ecografía. Según los expertos, en una mujer de 35 años es normal tener unos 12 folículos, pero en una de 40 años, ya se considera una buena reserva contar con 6 folículos. Los ovocitos producen una hormona que se llama Antimulleriana. Esta hormona es la que más representa la reserva ovárica: una AMH por debajo de 1.1 ng/ml se considera una reserva ya baja en una mujer de 35 años, pero sería muy buena en una de 40 años. Otras dos hormonas que se valoran son la FSH y el Estradiol: hasta los 40 años la FSH tiene que estar por debajo de 10 UI y el estradiol <50 pg/ml. Por encima de los 40 años es normal que la FSH sea más elevada y que los niveles de estradiol sean más fluctuantes.

Otras causas de la infertilidad

La menopausia precoz es otro problema del que ni siquiera habían oído hablar muchas mujeres que de repente se tienen que enfrentar a un diagnóstico de infertilidad estando todavía en edad reproductiva. No es una patología muy conocida, pero sí tiene difícil solución si no se detecta a tiempo. De carácter hereditario, consiste en la retirada de la regla en edades tempranas y suele venir acompaña de problemas psicológicos para quien la padece. En todos estos casos, sí, la infertilidad se puede prevenir. Gracias a este estudio, se puede alertar a una mujer joven de que su reserva ovárica se encuentra muy por debajo de los niveles aceptables a su edad, y de que, si espera mucho, no podrá ser madre en el futuro. También, como hemos visto, de que ha heredado de su madre y/o abuela la menopausia precoz. Como medida de prevención, la red de clínicas EVA ofrece el recuento folicular y un estudio de éxito gestacional con la valoración del especialista de forma gratuita en sus 45 centros de España, para que cualquier mujer pueda conocer en qué punto se encuentra su fertilidad, y por tanto pueda prevenir a tiempo.

Soluciones para la infertilidad

La solución para estas mujeres se llama vitrificación de óvulos y es el tratamiento de reproducción asistida más revolucionario hasta el momento. Consiste en la extracción de los óvulos femeninos para su conservación a -196 grados centígrados, temperatura que los mantiene intactos, con la misma calidad durante tiempo indefinido. Si se extraen cuando la reserva ovárica está en su mejor momento, permitirá a la mujer ser madre el día de mañana cuando ella decida, con toda la salud para el futuro bebé. Si con el estudio de fertilidad se detecta ,por el contrario, que la reserva ovárica comienza a dar malos indicios o si la menopausia precoz da alguna señal, habrá que vitrificarlos cuanto antes si se desea ser madre en el futuro.Si ya se es demasiado tarde para vitrificar, quizá se deba recurrir a la donación de óvulos para poder concebir. Los especialistas apuntan a que, cualquier mujer a partir de la veintena podría vitrificar sus óvulos para prevenir a tiempo y el día de mañana no verse en la tesitura de tener que recurrir a una donante de óvulos para ser madre. Con los óvulos vitrificados a edades tempranas aseguramos la mayor salud para los futuros hijos, ya que la calidad de los óvulos va ligada a una menor probabilidad de enfermedades cromosómicas en el bebé. Los óvulos sanos vitrificados con la mejor calidad, ya extraídos, serán criopreservados por tiempo ilimitado hasta que se decida ser madre, sin preocuparse por el paso del tiempo.

Quiero Ser Mamá Foros La infertilidad, ¿se puede prevenir?

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Consulta hace 2 años, 6 meses.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.