Los efectos del alcohol y la infertilidad

0
770
 

Quien más quien menos habrá escuchado alguna vez que hay embarazadas que siguen tomando alguna que otra copa de vino de forma regular. Lo que muchos no saben es que, los efectos que el alcohol provoca sobre la fertilidad son mayores de lo podríamos pensar.

Incluso el consumo moderado de alcohol, puede disminuir la fertilidad tanto en el hombre como en la mujer.

Y es que, a pesar de que el consumo de bebidas alcohólicas es socialmente aceptada en la sociedad, el aumento de las tasas de infertilidad, tienen relación con el consumo regular de alcohol.

Estudio sobre los efectos del alcohol

Un estudio realizado durante 3 años, sobre 430 parejas de edades comprendidas entre los 20-35 años de edad, demostró que las mujeres que bebían entorno a cinco bebidas alcohólicas durante la semana disminuian su fertilidad.

Este mismo estudio, esta vez centrado en la fertilidad masculina, demostró que tienen menor motilidad y concentración de espermatozoides, y que en algunos casos también habían reducido las posibilidades de fertilización.

Alcohol y la fertilidad

Estos estudios, por tanto, han demostrado que la ingesta de alcohol moderado no debería porqué afectar de forma severa la fertilidad. Pero, en cambio, si la ingesta ya es regular y, además no moderada, la fertilidad puede verse afectada.

Los expertos aconsejan que tanto las mujeres como los hombres deben evitar el consumo de alcohol al menos mientras tratan de concebir.

Los estudios han demostrado que:

  • Las mujeres que consumen de forma regular, no sólo disminuyen su fertilidad, sino que tardan más en quedar embarazadas.
  • Los hombres que consumen alcohol regularmente tienen menor motilidad y concentración de esperma, así como menor probabilidad de fertilización.
  • El alcohol deprime las glándulas suprarrenales y frena la liberación de las hormonas producidas por las glándulas suprarrenales. Esto puede afectar directamente la salud de los óvulos y la libido.
  • En los hombres con mala calidad espermática, el consumo excesivo de alcohol se asoció con una disminución del número de espermatozoides normales.
  • Las bebidas alcohólicas contienen mucho azúcar. El consumo excesivo de azúcar disminuye la fertilidad al contribuir al desequilibrio hormonal, resistencia a la insulina, infección por levaduras, deficiencia de vitaminas y minerales y disminución de la inmunidad. Todo esto, puede perjudicar la fertilidad tanto para hombres como para mujeres.
  • Beber alcohol en el momento de la ovulación disminuye su probabilidad de tener éxito en la concepción.

Aunque no todas las mujeres que beben alcohol tienen problemas de fertilidad, ni todas las mujeres que acuden a tratamientos de reproducción asistida, consumen alcohol, lo cierto es que el estudio ha demostrado qu, las mujeres que buscan atención médica por sus problemas de fertilidad, suelen ser consumidoras de alcohol significativamente más alto que las mujeres que quedan embarazadas sin tratamientos.

Impacto del alcohol en la fertilidad femenina

El consumo del alcohol, puede conllevar múltiples problemas de fertilidad incluyendo, amenorrea (ciclo menstrual retrasado / ausente), dismenorrea (menstruación dolorosa) y ciclos menstruales irregulares, reducción del peso ovárico, disminución de las concentraciones hormonales, inhibición de la ovulación e interferencia con el transporte de células espermáticas a través de la trompa de Falopio.

Riesgos del consumo regular en el embarazo

Es sabido que las mujeres que consumen alcohol durante su embarazo, pueden verse afectadas por problemas de salud importantes para su bebé. El consumo excesivo de alcohol durante el embarazo es teratogénico (capacidad de causar defectos de nacimiento), dando como resultado lo que se conoce como el síndrome de alcoholismo fetal (FAS). Beber durante el embarazo puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro y parto, desprendimiento placentario y muerte fetal.

Así que, muchas ahora se podrán preguntar si tomar una copa de vino o haberse tomado una cerveza el pasado fin de semana, podría ser la causa de su infertilidad. La respuesta es más que poco probable. Estamos hablando, en este artículo, del consumo regular de alcohol.

Aún así, como siempre, te recomendamos que consultes con tu ginecólogo de confianza y, si puedes evitar consumir alcohol, te lo recomendamos. No sólo por tu embarazo, sino por tu própia salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here