Los productos químicos del hogar, afectan a tu fertilidad

0
179
 

En la vida moderna, entramos en contacto con muchos productos químicos diferentes a través de los productos que utilizamos, los alimentos que comemos y el aire que respiramos.

La mayoría de estos productos químicos no causan daños en los niveles a los que normalmente estamos expuestos, pero diferentes estudios de investigación descubrieron que un grupo particular de químicos comunes, llamado Endocrine Disrupting Chemicals y conocidos como EDC (traducido productos químicos disruptores endocrinos), pueden afectar la calidad de los espermatozoides, los óvulos y embriones y, por lo tanto, , la posibilidad de una persona de tener un bebé.

Los EDC están presentes de forma natural en el ambiente y en los alimentos que comemos, siendo utilizados en muchos artículos domésticos comunes.

Alrededor del 95 por ciento de nosotros tenemos EDC en nuestros cuerpos, pero según unos cada vez más numerosos estudios de investigación, las personas que luchan por ser padres y madres tienen niveles más altos de algunos EDC.

Reduce los químicos de tu comida

Los productos químicos se encuentran en muchos productos que consumimos a diario. Por ejemplo, aquí van algunos de ellos:

  • Frutas y verduras: Habrás escuchado muchas veces que hay que lavar las frutas y verduras. La presencia de estos químicos en estos productos naturales se produce cuando se rocía con aerosoles los productos en el campo para eliminar bacterias.
  • Material utilizado para revestir el interior de las latas de alimentos: También los podemos encontrar en los envases de plástico para alimentos. Por lo tanto, siempre que sea posible, lo mejor es evitar los alimentos procesados ​​o preenvasados.
  • El pescado: Según en qué zona se haya pescado, el pescado azul, incluido el salmón, el atún, las sardinas y las carnes grasas, pueden contener cantidades altas de EDC. Limitar la cantidad y la frecuencia con la que usted come este tipo de pescado o carne es otra forma de reducir su consumo de EDC.

Si estás buscando quedarte embarazada, recuerda que además de vigilar la procedencia de los productos, es básico una buena alimentación.

Vigila donde calientas tu comida

Los envases de plástico para llevar, el papel film o el papel de aluminio (o papel de plata) también contienen EDC que se absorben en los alimentos cuando se calientan, especialmente si la comida es grasa. Por lo tanto, es muy importante no calentar alimentos ni poner alimentos calientes en estos recipientes de plástico blando, ni cubrirlos con papel de aluminio o papel film.

En su lugar, caliente sus alimentos en porcelana o vidrio, y cubra sus platos con una toalla de papel o un plato en su lugar.

También es importante tener en cuenta que los envases de plástico que se anuncian como “libres de BPA” pueden contener otros EDC como BPS (Bisfenol S), que pueden ser igual de dañinos.

Evite las botellas de plástico blando

Los plastificantes que contienen EDC se utilizan en la fabricación de botellas de plástico para agua potable y refrescos. Es aconsejable que, en su lugar, bebas los líquidos de botellas de vidrio o plástico duro, en lugar de botellas blandas, lo que reduce la ingesta de estos productos químicos.

Mantenga el aire fresco en casa

Ambientadores, humos, productos químicos fuertes, aerosoles para insectos, productos muy perfumados, olores y vapores de plástico, así como partículas liberadas de los muebles de la casa, todos contienen EDC potencialmente dañinos.

En pocas palabras: si puedes oler algo, entonces estás expuesto a él.

La recomendación es ventilar su hogar con frecuencia para reducir su posibilidad de respirar partículas químicas.

Elige las opciones verdes

Muchos productos para el hogar pueden contener EDC, incluidos detergentes, desinfectantes de manos, agentes de limpieza y limpiadores de alfombras. Estos productos químicos también se pueden encontrar en pegamentos, pinturas y barnices. Como resultado, considere la posibilidad de reducir su exposición a los EDC mediante la sustitución de productos de limpieza domésticos fuertes con alternativas “verdes” dondequiera que estén disponibles.

En la actualidad, existe una amplia gama de productos de limpieza ‘verdes’ en muchos supermercados y tiendas.

 

Concebir en edad avanzada es complicado, no nos vamos a engañar. Y ciertamente, eliminar todos los productos que contengan o puedan contener EDC, no nos convertirá en madres de la noche a la mañana. Pero si seguimos estos sencillos pasos, y evitamos exponernos a ellos, nos ayudará a descartar posibles causas.

Al final, será nuestro ginecólogo o médico de confianza, quienes nos indiquen el mejor tratamiento para conseguir ser madres. En Quiero Ser Mamá, queremos ayudarte a conseguirlo. Serás tu, quien lo haga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here