Mitos y verdades sobre la reproducción asistida

0
216
 

El sector de la reproducción asistida vive un boom sin precedentes en todo el mundo, impulsado por la sucesión de avances en el sector científico y por la gran demanda social de tratamientos. Hablar de la infertilidad como “la gran epidemia del siglo XXI” ha pasado a ser algo más que un llamativo titular de prensa.

Según la Organización Mundial de la Salud, 50 millones de parejas en todo el mundo, en edad reproductiva, tienen problemas para tener descendencia de manera natural. En España, considerada una de las mecas del turismo reproductivo y a la cabeza de Europa en tratamientos contra la infertilidad, las cifras también son altas. Los últimos datos de los que se dispone hablan de un porcentaje del 17% de las parejas.

En este contexto surgen noticias como el transplante endometrial con células madre para regenerar el útero, una experiencia única a nivel mundial que ha permitido ya varios nacimientos. También se ha hablado en los últimos meses de la impresión de órganos en 3D, sobre la que se está investigando, mediante la implantación de ovarios artificiales en ratones.

Nuevas técnicas de reproducción asistida

Técnicas, procedimientos de este siglo XXI, que podrían parecer de ficción, pero que son verídicos y que se mezclan en ocasiones con otros titulares ante los que en muchas ocasiones no sabemos qué pensar. Por ejemplo, “El nuevo test casero que mide la fertilidad ofrece garantías de fiabilidad del 90%”. Sobre la veracidad de esta y otras noticias nos responde el Director Médico de Clínicas Eva, el doctor César Lizán.

Para el experto en reproducción asistida, el que este nuevo test casero haya sido respaldado por la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva supone una garantía, al ser, junto a su homóloga europea, la ESHRE, la más importante a nivel mundial. El SwimCount, como se denomina el test, mide por primera vez no sólo la concentración de espermatozoides, sino también su motilidad progresiva, dos parámetros fundamentales de la fertilidad masculina.

Sin embargo, el experto considera que estos no son los únicos datos a tener en cuenta y explica que para valorar un semen solemos pedir dos seminogramas (análisis tradicional del semen) separados entre ellos un mes. Incluso con estos resultados, puntualiza, no podríamos ser totalmente concluyentes acerca del potencial fértil de un hombre en determinadas ocasiones.

Confiar en tu clínica de reproducción asistida

Por lo tanto, lo mejor es ratificar en clínica los resultados y emplear este test sólo en los primeros intentos para lograr el embarazo.

¿Qué pensarías si te dijeran que un hombre puede quedarse embarazado? Al margen de los valores éticos que siempre se tienen en cuenta en este sector, la mayoría tendería a pensar que no es posible, basándose en la evidencia. Pues bien, el presidente de la antes mencionada ASRM, el doctor Richard Paulson considera que, a tenor de los resultados obtenidos en relación a los transplantes de útero, no se descarta que el embarazo masculino pueda llegar a ser una realidad inmediata.

El transplante de útero

Desde EVA, el doctor Lizán, explica que el trasplante de útero se considera, a día de hoy una técnica en desarrollo. Precisamente, en la Universidad de Gotemburgo se han realizado avances notables en los últimos años y se ha comunicado ya el nacimiento de varios niños en mujeres trasplantadas. Pero no es menos cierto, puntualiza, que la técnica presenta problemas asociados importantes: A nivel médico, la necesidad de inmunosupresión y el posible rechazo del útero son los problemas fundamentales, pero no hay que olvidar los problemas éticos de realizar un trasplante de un órgano considerado como no vital. “En cualquier caso, no deja de ser cierto que estos avances sí dejan la puerta abierta a la posibilidad de realizar este tipo de trasplantes en un varón.”

Si hablamos de evolución tecnológica, en salud las aplicaciones vienen ocupando un lugar destacado, sobre todo en las rutinas diarias de los pacientes. En fertilidad, varias como KindaraFertility Friend u Ovia, muy navegables y de diseño claramente femenino, indican los días óptimos para mantener relaciones sexuales o, por el contrario, aumentar las precauciones para evitar un embarazo no deseado.

Según Lizán estas apps se basan en dos conceptos básicos; de un lado las mujeres con ciclos regulares ovulan y la fase lútea (la segunda mitad del ciclo) es la que tiene una duración más constante, que suele ser de unos 14 días. Con estas dos premisas es fácil intuir los días más fértiles en este tipo de pacientes.

En cualquier caso, advierte, esto es una aproximación muy básica y no tiene en cuenta infinidad de variables que pueden influir.

Sobre relaciones sexuales y embarazos deseados, y preguntado por las supuestas posturas que favorecen la fertilidad, el loto, la postura lateral y la lunael experto asegura no tener constancia de ningún estudio científico que sostenga estas afirmaciones. La teoría de las posturas del Kamasutra afirma que favorecen el acercamiento de los espermatozoides al cuello uterino, supuesto descartado absolutamente por el doctor.

Por último, se habla mucho en los últimos meses de la incidencia de otra epidemia global, la obesidad, en la capacidad de reproducción. La respuesta del experto en este caso es afirmativa: “Sabemos desde hace muchos años que afecta a las posibilidades reproductivas de las pacientes, tanto de forma espontánea como en reproducción asistida, donde llega a provocar un descenso de hasta un 50% de las tasas de gestación. También están aumentadas las tasas de aborto y las posibilidades de complicaciones durante el embarazo. La obesidad como factor de riesgo es algo conocido y con una sólida base científica”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here