Con ovodonación, ¿mi bebé se parecerá a mi?

0
2818
 

Es una de las grandes dudas que acechan a cualquier paciente que decide ser madre a través de la ovodonación. ¿Se parecerá a mi si mi bebé procede de ovodonación?

No eres la primera mujer que se hace esta pregunta y, en cierta forma, es una pregunta lógica, más cuando se trata de un hijo fruto de una ovodonación.

En la clínica, la paciente deberá rellenar un formulario con sus rasgos fenotípicos básicos, donde se incluyen tanto las características de la mujer como de vuestra pareja: edad, altura, peso, color de piel -pálido, claro, moreno u oscuro-, color de ojos, color de pelo, tipo de pelo -liso, ondulado, fosco-), e importante, el grupo sanguíneo.

Las donantes se buscan primero en función del grupo sanguíneo, que sea compatible con el de los progenitores, para después buscar una donante que se asemeje lo máximo posible a la pareja receptora. Es decir, se intenta buscar una máxima similitud con los rasgos básicos. Si la pareja son rubios, buscarán una donante rubia y no morena, por ejemplo.

Señalar que la ovodonación, o recepción de óvulos de donante es la técnica de reproducción asistida con una tasa de embarazo superior al 50% en la mayoría de ocasiones.

Afirmaba el epidemiólogo inglés, David Barker, que lo que sucedía en el útero materno era más importante que lo que sucedía tras el nacimiento.

Y es que se ha demostrado que el genoma del embrión humano puede verse modificado por los hábitos de la mujer durante el embarazo, incluso cuando el óvulo que se está gestando es de ovodonación.

Así que, efectivamente podemos confirmar que aunque el bebé no lleve vuestros SÍ se parecerá a su madre.

Y esto es así porque se ha confirmado que la madre gestante es capaz de modificar el ADN del embrión, justo antes de la implantación del mismo en el endometrio, y que consiste en el intercambio de micro-cadenas de ARN en los primeros días de desarrollo embrionario.

Por otro lado, y aunque los bebés gestados bajo presenten similitudes físicas con la gestante, también podrían heredar distintas enfermedades relacionadas con su estilo de vida y sus hábitos, como obesidad o diabetes.

Y como muchas madres señalan, más importante que se parezcan a una, es que los hijos nazcan sanos. Al final un hijo, aunque sea adoptado, terminará por adoptar nuestros gestos y actitudes.

“No tendrá mis ojos, pero tendrá mi mirada.
No tendrá mi boca, pero tendrá mi sonrisa.”

Quiero Ser Mamá Foros Con ovodonación, ¿mi bebé se parecerá a mi?

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Consulta hace 2 años, 1 mes.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.