¿Es peligroso el jamón serrano en el embarazo?

0
678
 

El jamón serrano o ibérico ¿Puede consumirse durante el embarazo? ¿Qué hay que tener en cuenta al respecto? Te lo contamos en el artículo de hoy.

Lo que preocupa acerca del jamón serrano

Cuando llevamos a cabo un proceso de gestación, es normal preocuparse por una gran cantidad de temas. Esto es así especialmente si se trata de un embarazo de riesgo donde hay un estricto control médico para que todo salga bien. También es una preocupación común en los casos de inseminación artificial, y fecundación in vitro, donde la dificultad a la hora de concebir lleva a querer tomar todas las precauciones posibles.

Eso hace a muchas futuras mamás preguntarse si consumir jamón serrano o ibérico tiene algún tipo de riesgo para el futuro bebé que está por nacer. Quien más, y quien menos, ha oído rumores acerca de la toxoplasmosis, o sobre que si hay que congelar el jamón o cocinarlo antes de comerlo. Pero ¿Qué hay de cierto en esto? Más allá de los mitos, te contamos los datos comprobados al respecto.

Los riesgos del jamón ibérico para las embarazadas

El principal riesgo del jamón viene de la indicación de prevenir los alimentos crudos durante el embarazo. Esto se debe al riesgo de toxoplasmosis, tal y como ya te contamos al hablarte de la alimentación durante un embarazo in vitro.

Sobre el jamón serrano, salió en 2012 un estudio del Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) donde se afirma que las carnes curadas están exentas de riesgo de toxoplasmosis debido al propio proceso de curado. Se indica que esto es así, si este se realiza por más de 14 meses. Puedes leer la nota de prensa en este enlace.

Sin embargo, si que existe riesgo cuando el proceso de curado de la carne no es el adecuado. Si no conoces el origen del jamón, o no sabes si el proceso cumple con los procedimientos adecuados, es mejor no consumirlo. Tampoco está de más tomar precauciones adicionales.

La verdad es que muchos envases de embutidos no dan información acerca del tipo de curado del producto, o las condiciones del mismo. Por eso, a continuación te dejamos algunos consejos sobre la preparación de las carnes crudas basados en la Guía de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica.

Cocinar el jamón puede ayudar

La bacteria que causa la toxoplasmosis

Si el problema es que este alimento está crudo, parece lógico suponer que cocinándolo evitamos el problema. Es cierto, pero debemos tener en cuenta que el Toxoplasma Gondii (la bacteria que puede causar la toxoplasmosis) no muere hasta llegar a los 66-72ºC.

Es importante que esta temperatura se alcance en el interior del alimento, lo cual sólo se consigue cocinándolo bien. Por ejemplo, usando la sartén o el horno para prepararlo.

Congelar la comida ayuda a que el jamón serrano no tenga toxoplasmosis

No sólo el calor ayuda a prevenir estos problemas, también lo hace el frío. Se sabe que la bacteria de la toxoplasmosis, que pudiera estar presente en el jamón, muere a -20ºC. Por esto, se deben congelar bien los alimentos crudos antes de consumirlos en el embarazo.

Sin embargo, no todos los congeladores alcanzan esta temperatura, por lo que debes tenerlo en cuenta. Además, lo que se aconseja es que esa temperatura se mantenga por, al menos, un periodo de 24 horas.

La inmunización también evita los problemas

Es posible también conocer, mediante un análisis, si la madre ya ha pasado por la toxoplasmosis. En ese caso, si el médico no dice lo contrario, se puede consumir sin problema, porque estaría inmunizada. Esto es, que el organismo ya crea los anticuerpos necesarios para defenderse de esta bacteria en caso de infección.

Recuerda que el sistema inmunológico de la madre también protege al feto. Por tanto, la prevención del riesgo de toxoplasmosis en el embarazo, va sobre todo enfocada a aquellas madres no inmunizadas contra la bacteria o con algún problema de salud que suprima parcial o totalmente el sistema inmunológico (por ejemplo, el VIH).

Evitar los alimentos crudos y llevar una dieta sana durante el embarazo

Suena a tópico, pero es verdad. Es importante tener una dieta equilibrada durante el embarazo.

Además, debemos tener en cuenta que existen otro tipo de factores que pueden ponerte en peligro de contraer toxoplasmosis además de los alimentos crudos. Por ejemplo, las heces de gato infectadas, o tocar tierra contaminda (por ejemplo, al cuidar del jardín).

Es por esto que te recomendamos seguir las indicaciones del equipo médico que está llevando tu embarazo, ya que ellos tienen los datos específicos sobre tu caso.


Esperamos que te haya servido el contenido de hoy, puedes dejarnos un comentario con cualquier duda sobre la que quieras que te ayudemos respecto a este tema. Además, te invitamos a compartir este artículo en tus redes sociales para que también pueda servir a más personas.

 

Quiero Ser Mamá Foros ¿Es peligroso el jamón serrano en el embarazo?

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Oliver de la Rosa hace 10 meses, 1 semana.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.